sábado, octubre 26, 2013

Migrantes se organizan

 
Amalia Avendaño
 
San Cristóbal de las Casas, Chis; 25 de octubre.- Mujeres y hombres deportados de Estados Unidos o retornados voluntariamente conformaron junto con sus familiares la Coalición Indígena de Migrantes de Chiapas (Cimich), con la finalidad de que “se valoren” sus derechos, informó su presidente Lucio Díaz González.
En entrevista dijo que la agrupación tuvo su asamblea constitutiva el pasado miércoles en esta ciudad, con la participación de representantes de 35 Comités Comunitarios Transnacionales provenientes de los municipios de San Juan Chamula, Chenalhó, Zinacantán, Chalchihuitán, Tenejapa, Teopisca y San Cristóbal de las Casas.
“La asamblea nos permitió concentrarnos y reconocer nuestra fuerza como pueblo migrante organizado y con nuestra experiencia y el trabajo colectivo, hemos aprendido que sólo la organización y la ayuda entre compañeros/as y la convivencia con respeto e igualdad nos da fuerza para resolver nuestros problemas comunes”, agregó.
“El interés de crear la Cimich es porque muchos de nosotros como migrantes deportados, retornados y sus familiares hemos visto que nadie valora nuestros derechos; es para hacerle saber a todo el mundo que el migrante existe, que está aquí pero muchas veces lo desconocen y no valoran sus derechos”, aseveró.
Tzotzil originario de la comunidad de Dos Lagunas, municipio de San Cristóbal, Díaz González -cuyos padres fueron expulsados de San Juan Chamula hace tres décadas por profesar la religión evangélica- dijo que la agrupación luchará porque “haya libre tránsito a Estados Unidos y a otros estados de México, para que ya no haya desaparecidos durante el camino” ya que quienes “se arriesgan a viajar hasta la frontera norte “corren muchos peligros y no es justo”.
Comentó que también luchará porque “a los mexicanos no se les trate mal en Estados Unidos porque cuando nos agarran nos deportan amarrados de pies y manos; nos tratan como animales y ya estamos cansados”.
Aseguró que él ya sufrió “esos tormentos” porque en 2012 fue deportado, luego de haber permanecido como indocumentado durante un año trabajando en varios estados de territorio estadunidense.
Insistió en que “queremos la seguridad para los que van a Estados Unidos o migran a cualquier estado del país, pero también hablamos del derecho del arraigo; es decir, que la gente vea qué posibilidades tiene acá”.
Díaz González afirmó que la agrupación, cuya creación comenzó a concebirse el año pasado, “está promoviendo proyectos de autogestión de desarrollo local transnacional, con la idea de juntar al pueblo y hacerlo consciente de que no sólo a través de los proyectos del gobierno y del dinero se puede avanzar, sino con la unidad valorando lo que tenemos en nuestras comunidades y nuestros principios”.
Reconoció que cuando algún indígena sale de su comunidad se va a Estados Unidos o a otros estados “pierde identidad y cultura; a veces una persona no tiene vicios y regresa con vicios de alcohol y drogas; pierde la lengua y el vestido”.
Manifestó que según sus datos, en Estados Unidos trabajan 400 mil chiapanecos, muchos los cuales son indígenas de alguna etnia y otro tanto está en la frontera norte u otros estados del país.
“Ya tuvimos la primera asamblea, es un día muy especial e inolvidable para nosotros”, dijo, al tiempo de expresar que la constitución de la Cimich fue dada a conocer durante un acto celebrado en la plaza Catedral de San Cristóbal, con la presentación de la obra de teatro Cruzando fronteras, de grupos de música tradicional de Chenalhó y rock en tzotzil.

No hay comentarios.: